éxito y dinero . club

Cómo ganar un millón de dólares en Internet con una inversión de sólo 60 dólares (REAL)

En mi anterior post, Cómo ganar dinero extra rápido desde casa por Internet, llegué a decir textualmente “Aunque tu madre te diga que eres un genio, créeme: no lo eres.” Ahora te voy a hacer entender rápidamente por qué no eres un genio.

Imagínate que tienes 21 años, que quieres estudiar en la universidad y que tus padres no pueden pagarte la carrera, así que tienes que buscarte alguna forma de pagarla por tus propios medios. ¿Qué harías?

Te digo yo lo que harías: te pondrías a buscar un trabajo de mierda que te permitiese estudiar al mismo tiempo o pedirías un préstamo estudiantil. Es decir, harías lo que haría el 99,99% de los jóvenes.

Por eso no eres un genio.

¿Qué haría un genio? Pues te voy a contar el caso real de Alex Tew, un estudiante de Wiltshire, Inglaterra que sí pertenece al 0,01%.

Corría el año de 2005. Mes de agosto. Nuestro Alex tenía 21 añitos, y el mes siguiente empezaría sus estudios de Gestión de empresas en la Universidad de Nottingham. Estaba en su habitación pensando alguna forma de conseguir dinero para pagarse la carrera. No quería préstamos ni ningún trabajo mediocre a tiempo parcial. Así que, como él mismo afirma: “Tras una hora o dos anotando cosas aleatorias en un papel, surgió la idea aparentemente de la nada. Fue como si esa idea se hubiera estado fraguando en mi subconsciente, y entonces simplemente surgió. Sin más. La esbocé, y en unos 10 minutos apareció una imagen de lo que tenía que hacer” (a esto se le llama brainstorming, o lluvia de ideas, y funciona).

Esa imagen mental que tuvo Alex Tew fue algo así:

La idea que se le ocurrió fue crear milliondollarhomepage.com (la web del millón de dólares), una simple web con un recuadro de 1.000×1.000 píxeles, o sea un millón de píxeles (como sabes, los píxeles son esos minúsculos cuadraditos de los que se compone una imagen digital), y vender publicidad dentro de ese recuadro a un dólar el píxel, de manera que si conseguía venderlos todos terminaría ganando un millón de dólares (escogió el dólar porque es la moneda más global que existe).

Nada más. Nada de tecnología innovadora ni historias raras. Una sola página en html.

Parece una idea estúpida, ¿verdad? Pues no lo será tanto, cuando está visto que a él le funcionó.

El 24 de agosto de 2005 usó unas 43 libras (aproximadamente 60 dólares) para pagar el dominio y el alojamiento. Su primer anunciante llegó en septiembre y fue, según él, “el amigo de un amigo de un amigo”, que le compró 400 píxeles (un bloque de 20×20) para su web de música. A este le seguirían otros amigos y familiares, quienes, mediante la fórmula del boca a boca, llegarían a comprarle 4.700 píxeles en total. Entonces a Alex se le ocurrió enviar una nota de prensa y consiguió que, gracias a su originalidad, la BBC la publicase, empezando así a aparecer en medios de comunicación. A las dos semanas ya había ganado 40.000 dólares. Su “web del millón de dólares” empezaría a ser compartida en miles de sitios por todo Internet, alcanzando un tráfico considerable y los primeros puestos en Alexa. En poco más de 4 meses le quedaban sólo 1.000 píxeles por vender, que decidió ponerlos a subasta en eBay el 1 de enero de 2006, una subasta cerrada 10 días después con la venta de dichos 1.000 píxeles por 38.100 dólares.

De esta forma, Alex Tew era en agosto de 2005 un joven inglés sin dinero y sin idea de cómo pagar sus estudios, sin embargo el 11 de enero de 2006 tenía exactamente 1.037.100 dólares en su cuenta y dejó la universidad.

Magistral.

¿Entiendes ahora por qué tú no eres un genio? Jamás se te habría ocurrido una idea así, y mucho menos la habrías ejecutado así, reconócelo.

Sé lo que estás pensando. Quieres montar algo parecido y convertirte en el siguiente Alex Tew. Pero no lo conseguirás, así que olvídalo. Mucha gente lo ha intentado ya, pero ni siquiera el mismo Alex ha conseguido volver a reproducir su propio éxito (intentó probar suerte con ideas parecidas: Pixelotto, una página similar; PopJam, una red social para compartir contenido divertido; y One Million People, como la del millón de dólares pero con fotos en vez de publicidad). Así que se mudó a San Francisco, cuna de las empresas tecnológicas, y en 2012 montó Calm, una app que ofrece sesiones de relajación y meditación.

Alex Tew

Su fallo está, bajo mi punto de vista, en que se ha obsesionado con el mundo digital. En el mundo digital tienes la posibilidad de acceder fácilmente a tu primer millón de dólares, pero en el mundo digital sólo se triunfa una vez, y cuando lo consigues es absurdo querer triunfar más. Es como el que gana el gran premio del bingo y en vez de irse con el dinero prefiere quedarse para intentar ganar otro. Al final termina puliéndoselo y quedándose sin nada.

Hay que ser inteligentes. Si ejecutas bien una buena idea en Internet y ganas un millón, sé inteligente y usa ese dinero para introducirte en otros negocios “reales” que de verdad te harán ser millonario para siempre.

Ahora bien: ¿cómo empezar? ¿Qué tipo de negocio en Internet nos puede dar nuestro primer millón de dólares? ¿Y qué tipos de negocios “reales” nos pueden ayudar a mantenernos como millonarios para toda la vida? Pues esos asuntos son los que seguiremos desgranando poco a poco en este blog.



Suscripción: rss