éxito y dinero . club

Tener éxito en la vida es tener dinero

Nadie se ha hecho rico trabajando.
El más rico es el que menos necesita.
El dinero no da la felicidad.
Toda la vida trabajando para ser el más rico del cementerio.
Tanto tienes, tanto vales.

En nuestra cultura, la cultura hispana, poseer dinero está mal visto. Refranes como los que abren este post son sólo unos cuantos del refranero popular español. Con ellos se nos pretende educar desde que somos niños para quitarnos de la cabeza la idea de ganar dinero y prosperar por nuestra cuenta, y que nos convirtamos en seres autómatas, programados y predecibles.

Escuela

Cuando de entre todos esos seres autómatas surge uno que cuestiona lo que le enseñan, que se libera y que además triunfa, rápidamente los demás sospechan de él y piensan que ha hecho trampas.

Se nos hace odiar al que sobresale. Se nos hace odiar al rico (nadie se ha hecho rico trabajando) al mismo tiempo que se hace apología de la pobreza (el más rico es el que menos necesita). Este tipo de pensamiento ha calado en la sociedad. La mayoría piensa que efectivamente nadie puede hacerse rico trabajando de forma honesta, y que a priori las personas pobres son, por el mero hecho de serlo, mejores personas.

La mayoría, cuando ve a un rico, lo primero que piensa son cosas como “seguro que explota a sus trabajadores”, para seguidamente reafirmarse en que la verdadera felicidad no es el dinero. Peligrosa combinación: envidia y autocomplacencia.

Los elegidos, los diferentes, los ricos

Aún así hay quienes —la minoría, quizás tú estés aquí— se cuestionan esas falacias, porque en el fondo intuyen que el dinero no es malo, por mucho que se les insista en lo contrario. En fin, la propaganda puede ser muy efectiva, pero no es infalible: ahí tenemos el caso de las elecciones presidenciales norteamericanas de 2016 entre Donald Trump y Hillary Clinton, en las que los medios estuvieron llevando a cabo una campaña de acoso y derribo contra Trump durante meses, mientras apoyaban abiertamente la candidatura de Clinton, teniendo como resultado finalmente la victoria de Trump contra todo pronóstico. Los votantes estaban demasiado hartos del establishment, y contra eso no hay propaganda que valga.

El caso es que, volviendo al tema del dinero, como pertenezcas a esa minoría que pese a las moralinas prefiere trabajar duro para ganar dinero y prosperar, la sociedad te advertirá: “el dinero no da la felicidad, la felicidad está en las cosas sencillas” (como si fuera incompatible ser rico y gustarte las cosas sencillas), o bien “¿para qué quieres tanto dinero? ¿Toda la vida trabajando para ser el más rico del cementerio?” (como si no importase la calidad de vida antes de terminar en la tumba).

Persona diferente

Pero si al final, pese a todo, consigues hacerte rico, te machacarán sin piedad: “ah, ¿sí? ¿Aún así lo has logrado? Pues que sepas que tanto tienes, tanto vales” (como si a partir de ese momento todo tu valor como ser humano se redujese a un puñado de billetes).

Una vez más, este tipo de pensamientos alimentan la envidia y hacen que nos acomodemos en la mediocridad, apagando nuestra necesidad de buscar la mejor versión de nosotros mismos. No caigas en ellos. El dinero es bueno; admira al que lo tiene y trabaja para tenerlo tú.

El éxito en la vida

Asumámoslo: tener éxito en la vida es tener dinero. Hay quienes dicen que tener éxito en la vida es ser feliz con lo que haces, y cosas románticas de ese estilo. Pero no son ciertas, y tú lo sabes. Hacer lo que te gusta es indudablemente una de las claves de la felicidad, pero cuando decimos que alguien “tiene éxito” lo que en el fondo estamos diciendo es que ese alguien está ganando dinero. Si un cantante está haciendo una gira “de éxito” significa que hay mucha gente que acude a sus conciertos, y eso implica mucho dinero de entradas y patrocinios para el cantante. Si tu amigo está “teniendo éxito” en el trabajo, lo que eso quiere decir es que tu amigo está promocionando en su trabajo y consecuentemente ganando un mejor sueldo. El dinero siempre está en la ecuación.

El primer paso para ganar dinero es no tenerle asco al dinero ni al que lo posee. No ser un resentido con los ricos, sino fijarse en ellos.

Estudia cómo funciona el dinero y aprenderás a ganarlo.



Suscripción: rss